Superar emocionalmente las cicatrices físicas: aplicando el Kintsugi

¿Sabes lo que es el Kintsugi? Es un arte japonés por el cual, cuando un objeto se rompe, como por ejemplo una vasija de porcelana, para unir las piezas de nuevo, usan una mezcla a la que le añaden partículas doradas, que crean unas ¨cicatrices¨de oro en el nuevo objeto. Así, al incluir estas nuevasSigue leyendo “Superar emocionalmente las cicatrices físicas: aplicando el Kintsugi”

No me di cuenta de que era feliz hasta que dejé de serlo

¿Qué es la felicidad?  Es muy difícil llegar a una definición que sea aceptada por todo el mundo pero, para nosotras es un estado subjetivo de satisfacción plena provocada por diferentes cosas o situaciones. No todas las personas experimentan la felicidad del mismo modo, ni a todas las personas les hacen felices la misma cosa.Sigue leyendo “No me di cuenta de que era feliz hasta que dejé de serlo”

Nunca es suficiente: autoexigencia destructiva

Siempre hay algo en lo que podamos mejorar: Esforzarse, tener voluntad y constancia, aspirar a ser mejor persona, mejor madre, mejor amigo, mejor pareja, mejor hijo, está muy bien. Pero ¿cómo establecemos el límite de cuando está ya bien? ¿Cuándo hay que dejar de esforzarse? ¿Sabes situar tu límite? Presta mucha atención a esta diferencia,Sigue leyendo “Nunca es suficiente: autoexigencia destructiva”