Sin categoría

9 PÍLDORAS DE AUTOCUIDADO

Si tuviese que destacar una de las variables más comúnes que analizo en mis sesiones de psicoterapia, sería la falta de autocuidado.

Vamos siempre corriendo, ayudando a los demás, preocupándonos por lo que podríamos haber dicho, o imaginando lo que llegaremos a decir.

Pasamos demasiadas horas en frente de las pantallas del ordenador, televisión o móvil, y no las suficientes disfrutando del aire libre y del mundo que nos rodea.

Comemos rápido, atentos a conversaciones de fondo, consultando nuestras redes sociales, o viendo alguna serie.

Por eso, hoy os traigo 9 píldoras rápidas para fomentar nuestro atocuidado:

  1. Realiza estiramientos cada mañana. Con 5 minutos que le dediques, puede cambiar el rumbo del resto de tu día.
  2. Rodéate de personas que suman. Somos seres sociales, necesitamos de los demás. Asegúrate de escoger personas que te aporten.
  3. Aliméntate de forma consciente. Aprovecha las comidas para desconectar y disfrutar de ellas, deja a un lado tu teléfono.
  4. Cuida tus relaciones sociales. Familia, amigos, pareja, trabajo.
  5. Establece tus metas y ve a por ellas. Objetivos claros, medibles, y alcanzables.
  6. Organiza tu tiempo. Te permitirá ser mucho más eficiente y sentir que tienes el control.
  7. Escucha las señales de tu cuerpo. ¿Estás cansado? Descansa. ¿Desconfías? Investiga. ¿Exceso de energía? ¡Muévete!
  8. Relaciónate con la naturaleza. Los beneficios del grounding están demostrados.

Porque si tú no estás bien, es difícil que puedas estar bien con los demás.

¿Qué otras píldoras te hacen sentir bien? ¡Te leo en comentarios!

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en:

nuestro instagram @catarsis.psicologia

 en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos 

suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

¿Buscas ayudad para gestionar tus emociones? Estamos aquí para ayudarte. Si buscas psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.

Sin categoría

No (mal)gastes tus energías en quien no suma

¿Sientes que siempre das más de lo que recibes? ¿Que cuando estás con esa persona, no te hace sentir bien? ¿Que después de vuestros encuentros o interacciones, te sientes “machacado?

Entonces, ¿por qué sigues ahí? ¿porque no puedes irte, o no quieres irte?

Solo quiero animarte a reflexionar sobre esa relación en particular y sobre cómo te afecta. En ocasiones, es necesario alejarnos de ese foco de dolor. En otras ocasiones, no podemos alejarnos, pero podemos trabajar en cómo lo vivimos, en cómo nos influye. La realidad seguirá siendo la misma, pero puedes trabajar el cómo enfrentarte a ella.

En ocasiones no podemos alejarnos de esas personas por multitud de razones: parentescos familiares, relaciones laborales, el cariño subyacente, y un largo etcétera. Me gustaría entonces que busques ¿Qué es lo que sí me une? Te pongo un ejemplo bastante común: la relación con la familia. Quizá tu relación con tu madre, padre, hermano, no es buena. Has intentado alejarte, pero la pena, culpa, tristeza, preocupación, no te lo permiten. De acuerdo, entonces, vamos a buscar alternativas a esa realidad. ¿No te vas porque te genera culpa que algún día ya no estén y te puedas arrepentir? Entonces recuerda tu motivación: sabes como son, no te hacen sentir bien. Pero mantienes el vínculo porque te curas en salud, porque entre el blanco y el negro siempre hay muchos grises, y porque el día de mañana, cuando no estén, en tu conciencia estará: ¨hice todo lo posible, con la situación que tenía”. Pero si bien ves que esta no es tu motivación, que no te aporta nada en ningún sentido: No (mal)gastes tus energías en quien no suma.

*🧠Aprovecho para comentar, que cada caso es diferente, y esta recomendación no se puede aplicar a todas las circunstancias, ya que cada caso debe de tratarse en particular y conociendo bien los detalles. Esto es una generalidad. Si necesitas asesoramiento o pautas específicas para tu situación particular, te podemos ayudar con nuestro servicio de psicoterapia online, infórmate sin compromiso.🧠

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en:

nuestro instagram @catarsis.psicologia

 en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos 

suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

☕️¿Te gustaría invitarme a un café virtual simbólico de 3€ como forma de agradecimiento por el contenido que comparto? Puedes hacerlo aquí.☕️

Sin categoría

8 ilustradores que te harán reflexionar sobre psicología

¿Te suena aquello de “más vale una imagen que mil palabras”? Pues probablemente eso es lo que sientas cuando veas las obras de los siguientes autores.

A nivel personal, el poder expresar mis ideas en imágenes es aún una tarea que tengo pendiente, quizá por eso admiro tanto el trabajo de otros profesionales que sí son capaces de plasmar ideas abstractas en diseños concretos. Y esto me parece particularmente útil y necesario en el campo de la psicología: permiten visibilizar, normalizar y comprender temas relacionados con la salud mental y la gestión emocional, transmitiendo de una forma clara y directa lo que a muchos nos pasa y no somos capaces de expresar y, en ocasiones, ni de identificar hasta que lo vemos hecho imágenes.

Por eso, hoy he recopilado 8 cuentas de Instagram de ilustradores que de una manera u otra representan temas relacionados con la psicología:

(*Nota: me ha sido imposible hacer un ranking, el orden en el que os los presente es meramente cuestión organizativa)

@domm_cobb: en sus viñetas en blanco y negro verás reflejadas situaciones cotidianas que nos afectan a todos, siempre en clave de humor.

@linnearte o @johansson.linnea: mientras hacía este post he descubierto que le cerraron su antigua @johansson.linnea y ahora se llama @linnearte. Os animo a que la sigáis en su nueva cuenta ya que sus reflexiones sobre emociones y sociedad no tienen desperdicio alguno

@historiasenminiatura: a través de Tulio, Ericka nos enseña a ver el mundo con los ojos bien abiertos

@alfonsocasas: un ejercicio continuo de introspección que te hará pensar que puede leerte la mente

@juanszela.ilustraciones: destacaría sobre todo su representación de las relaciones tanto con otros como con uno mismo

@flavitabanana: resumiendo: sin pelos en la lengua. Las cosas como son, sin medias tintas. Colabora con varios medios

@almejeiter: asturiana también, en sus viñetas ilustra la realidad de la gestión emocional en relación a jóvenes (y no tan jóvenes)

@72kilos: probablemente el más conocido de esta lista, en sus paisajes aprenderás a conocerte un poquito mejor

¿Ya conocías el trabajo de todos estos artistas? ¿qué otros nos recomiendas? ¡Te leemos en comentarios! y si te pasas por alguna de sus cuentas, no te olvides de felicitarles por su trabajo ¡seguro que valoran que aprecies su talento!

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en:

nuestro instagram @catarsis.psicologia

 en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos 

suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

🧠¿Buscas ayudad para gestionar tu salud mental? Estamos aquí para ayudarte. Si buscas psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.🧠

☕️¿Te gustaría invitarme a un café virtual simbólico de 3€ como forma de agradecimiento por el contenido que comparto? Puedes hacerlo aquí.☕️

Sin categoría

Lo que los demás piensen de mi no determina quién soy

¿Alguna vez te ha pasado que te has comprometido a hacer algo que no querías hacer y has acabado pensando “y a mi quién me mandaría decir que si”?

Uno de los mayores males por los que todos pasamos es el querer gustar y contentar a todo (o casi todo) el mundo.

Mostramos nuestra mejor cara, nos embarcamos en realizar favores que en realidad ni queremos ni tenemos por qué hacer, nos esforzamos en cuidar a los demás más incluso de lo que nos cuidamos a nosotros mismos, llegando a hacer cosas por otros que incluso si fuesen para nosotros tampoco haríamos. ¿Te suena familiar?

¿Y para qué? Nos auto imponemos obligaciones, presiones y cargas añadidas que no nos aportan nada, solo por contentar a otros. Porque claro, si no ¿qué van a pensar de mi? ¿en qué lugar quedo yo como padre, como esposa, como amigo, si le digo que no a eso?

La próxima vez que te veas en una situación como esta, te animaría a recordar lo siguiente:

Lo que los demás piensen de mi, no determina quién soy.

Si no te apetece hacer determinado favor, y lo tienes clarísimo, no lo hagas. Solo contribuirá a generarte frustración y descontento. Trata de aportar de otra forma, pero no vayas en contra de tu naturaleza.

Recuerda que si tú no cuidas de ti primero, nadie más lo hará. Y no, no eres egoísta por pensar así: tienes capacidad más que de sobra para querer a otros y quererte a ti mismo a la vez; pero el orden en que hagas esto, no es negociable.

Y tú, ¿alguna vez te has visto metido en alguna situación de la que no quisieras participar por contentar a otros? ¿Cómo lo resolviste?

¡Te leo en comentarios!

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en nuestro instagram @catarsis.psicologia y en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos donde subimos información a diario y de suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

🧠¿Buscas ayudad para gestionar tu salud mental? Si buscas psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.🧠

☕️¿Te gustaría invitarme a un café virtual simbólico de 3€ como forma de agradecimiento por el contenido que comparto? Puedes hacerlo aquí.☕️

Sin categoría

Relato sobre la gestión de la cuarenta: la visión de una mamá

Si hay algo que siempre transmito a mis hijas desde que son pequeñas es que de cualquier situación que se viva, por tremenda que sea, se puede sacar algo positivo seguro; y es precisamente esta actitud de positivismo la que desde el minuto cero que “estalla” el estado de alarma he querido contagiar a las niñas, sobre todo a la pequeña de la casa.


Bien verdad es que no es lo mismo gestionar el estado de alarma y la cuarentena con niños pequeños que en mi situación, mis hijas tienen 20 y 11 años respectivamente… pero oye, que todo tiene su qué, tampoco es un camino de rosas y más cuando estalla el notición, que fue de forma sobrevenida incluso muy alarmista y de repente las niñas salían de clase con la noticia de que los centros escolares y la Universidad cerraban por culpa del Coronavirus y que tenían que permanecer en casa. 


Las noticias en ese instante más bien alarmistas al respecto, desordenadas e incluso caóticas y lo que es peor, etiquetando a los niños como “potenciales portadores” incluso “bombas de relojería andantes”….. “ojocuidao”.
Un virus que nos ha hecho parar en seco nuestras vidas, nuestras rutinas y que nos ha obligado a las familias a cambiar nuestro ritmo de vida estresante, lleno de actividades y que hemos pasado de “no estar” a convivir las 24 horas del día más de 40 días…. y lo que nos queda.


Todo un reto para todos los integrantes de la familia que nos ha descolocado y tambaleado.


En definitiva, con informaciones muy adultocéntricas y dejando una vez más en manos de los padres la ardua tarea de serenarlos, tranquilizarlos y ayudándoles a gestionar el miedo inicial que se produce con todo esto; además de tener que ejercer de profesores muchos con la cantidad de deberes iniciales que se les mandó con el único objetivo de que “estuviesen ocupados” cuando lo que primaba era la adaptación a la nueva situación y las emociones.


Los niños y los adolescentes son los grandes olvidados en esta pandemia, y bajo mi punto de vista se han cometido errores grandes y graves respecto a los mismos bajo el pretexto de que “los niños tienen una gran capacidad de adaptación”… pero nadie se ha dignado a preguntarles qué sienten y cómo están así como explicarles este estado de alarma de forma que lo entiendan y rebajar los niveles de ansiedad inicial que pudieron tener y que algunos mantienen aún con el paso de los días.


Y en el escenario con el que nos encontramos al principio lo prioritario, bajo mi punto de vista, fue (y sigue siendo) saber exactamente qué sentían, cómo estaban y lo que es más importante rebajar los niveles de miedo, ansiedad así como de incertidumbre; y digo que sigue siendo porque en casa siempre se hace la misma pregunta: ¿Qué sientes?…. que el cómo estás se queda muy corto y no deja que fluyan las emociones.


Por lo que siguiendo la línea educacional que tengo con ellas desde que nacieron, basada siempre en las emociones, la gestión de las mismas y el darles herramientas para gestionarlas de la mejor manera posible y una educación en la que no les escondemos nada, por grave y feo que sea de lo que pasa, pero adaptamos las informaciones de forma adecuada a sus edades…. hemos hablado mucho.

Hemos hablado todos juntos, he hablado con las dos juntas incluso con cada una de ellas por separado para que tengan su espacio de intimidad de lo que está pasando, racionalizamos las noticias que sólo vemos una vez al día y siempre juntas.

Pero sobre todo hablamos de lo que pasará, que también es muy importante y en mi caso es una preocupación que se reitera en la pequeña de la casa…. las incertidumbres no le gustan, ella quiere saber en todo momento lo cuál está muy bien pero como madre (y ahora que no me oye) os confesaré que a veces me agota porque me quedo sin argumentos porque los adultos tampoco sabemos qué pasará.


Lo que sí creo y tengo claro es que hemos de explicarles que lo que hasta ahora era normal quizás no vuelva a serlo y tendremos que adaptarnos a otras formas de vivir, de compartir de socializar…. Sin ir más lejos, ya lo experimentan, hablan con sus amigas por videollamada, los abrazos son vietuales, tienen zooms con la tutora del colegio y clases on line de la Universiad.


Que como yo decía hace unos días en mi cuenta de Instagram…. Que está muy bien que les manden deberes, que han de continuar con los temarios, han de continuar con los aprendizajes, pero llenarlos a tareas no es, ni será la solución. 


En mi caso, lo primordial es su SALUD EMOCIONAL y sus SENTIMIENTOS y si todo “va bien” en este sentido….. pues deberes, lecturas y un sinfín de actividades que también son muy buenas e incluso educativas para ellas como cocinar, ayudar en casa o simplemente una sesión de sofá, peli, manta, palomitas y mimos incluso aburrirse un poco.


No es una situación fácil, ni para nuestros hijos ni para nosotros los padres que tenemos mil y un roles en esta situación, somos padres, cuidadores, compañeros de juegos, maestros…… y seguro que habrá momentos de estrés, de aburrimiento, de malos humores incluso de enfados pero recordemos que los adultos somos nosotros y si nosotros estamos bien transmitiremos eso a nuestros hijos; bajemos los niveles de exige cia y seamos más tomerantes e i cluso permisivos en según que momentos y aspectos.


Pero también estoy segura que esta situación es una oportunidad, si sí… como lo lees, llamame ingenua, utópica o soñadora….. todo esto va a unir mucho más a las familias (las que lógicamente tienen una buena base sin grietas), nos va a enseñar a apreciar las pequeñas cosas de la vida y a valorar mucho más los momentos e instantes que nos brinda la vida, llevar un ritmo mucho más slow, compartir cotidianeidades con las niñas, incluso hacer tik toks juntas.


Me atrevo a decir que la vida nos ha dado muchas señales que no hemos sabido escuchar, y nos ha obligado a parar para darnos cuenta de que llevábamos un ritmo demasiado heavy.

Por:
Instagram: @BeaMamadedos
www.beamamadedos.com

Instagram: @mamadedoscooking

☕️¿Quieres invitarme a un café virtual de 3€ como forma de agradecimiento por el contenido que comparto? Puedes hacerlo aquí.☕️

¡No te olvides de seguirnos en nuestro instagram @catarsis.psicologia!

Sin categoría

Positividad Tóxica

¡Reivindica tu derecho a estar triste!😞

¿Perdón? ¿Un profesional de la psicología defendiendo no estar siempre contento? ¿Entonces?

Pues sí. 🤗Tienes derecho a sentirte triste. A que tengas días en los que no te apetezca hacer nada, no veas el lado “rosa” de la vida, o en los que no te tengas que mostrar fuerte y sonriente.

La clave está, como en todo, en el equilibrio.🙆 Que estos días no sean la norma por la que se guía tu vida, pero que tampoco te esfuerces en enmascararlos a toda costa, ya que tan necesario es saber vivir la felicidad, como saber vivir la tristeza.

📝¿Y por qué? Básicamente, porque si dedicas tu vida a la represión de tus emociones negativas, nunca aprenderás a gestionarlas correctamente. Necesitamos entender que la vida se basa en altibajos, y por supuesto, debemos enfocarnos en encontrar y disfrutar al máximo los momentos en los que estamos más altos, pero ¿y qué pasa cuando no estamos en la cumbre de nuestras emociones? Y ya no hablo de estar solo en el punto más bajo, ¿dónde quedan los intermedios? Porque justamente, son estos intermedios en los que se desarrollará la mayor parte de nuestra vida, y a los que tenemos que aspirar si deseamos disfrutar de una buena salud mental.

La vida no debe enfocarse en la búsqueda de la felicidad ☀ permanente, si no en disfrutar de una vida balanceada, donde abracemos tanto los días llenos de felicidad y color, como aquellos en los que parece que todo sale torcido; de forma que sepamos regularnos y guiarnos hacia este equilibrio en lugar de pasar de un polo a otro descontroladamente, o no ser capaces de alcanzar uno de ellos. Los extremos nunca son buenos.

A raíz de estos balances, surge la denominada “felicidad tóxica”☣, para hacer referencia a aquellas actitudes y personas enfocadas a que siempre y bajo cualquier circunstancia mantienen una sonrisa en la cara, solo ven la cara bonita de la vida y promulgan el ser felices a cualquier costa. Entonces, partiendo de la base que ya hemos comentado en la que establecemos que es necesario aceptar que en la vida hay cosas que no van a salir en la forma en la que queremos, ¿qué pasa con estas personas? ¿Nunca sufren? ¿Viven en una realidad aparte? Dado que es imposible, es muy importante que recuerdes que esas personas solo están tratando de ofrecerte lo mejor de sí mismos y aportar una (necesaria) visión positiva de la vida. Pero recuerda: ese es solo un mensaje al exterior; y tú, te mereces una tregua emocional.

🌈¿Qué opinas al respecto?

🌿Te leemos y contestamos en comentarios.🌿

¡No te olvides de seguirnos en nuestro instagram @catarsis.psicologia!

¡No te olvides de seguirnos en nuestro instagram @catarsis.psicologia!
  1. Me pareció muy buen artículo. Me identifica mucho. A mi me diagnosticaron tarde y cuando le conté a una amiga,…