Sin categoría

No me di cuenta de que era feliz hasta que dejé de serlo

¿Qué es la felicidad? 

Es muy difícil llegar a una definición que sea aceptada por todo el mundo pero, para nosotras es un estado subjetivo de satisfacción plena provocada por diferentes cosas o situaciones. No todas las personas experimentan la felicidad del mismo modo, ni a todas las personas les hacen felices la misma cosa. Lo que sí está claro, es que la felicidad tiene fecha de caducidad. Igual cuando somos felices, no somos tan conscientes de ello pero, cuando dejamos de serlo, un nubarrón negro nos acompaña a donde quiera que vayamos.

¿Por qué nos cuesta tanto valorar los pequeños momentos felices de nuestra vida?

Puede ser, que estemos tan obcecados con la meta final, que no disfrutamos del camino para conseguirla. Tener el trabajo soñado, un coche mejor, dar la vuelta al mundo…pero, ¿cuándo lo consigas vas a ser feliz para siempre? ¿Tu meta es un botón que activa la fuente inagotable de la felicidad? Rotundamente no. Hay que cambiar esa idílica concepción de la felicidad ya que, hay muchas pequeñas cosas que te permiten ser feliz día a día y es, cuando esas pequeñas cosas te faltan, cuando te das cuenta de que ya no lo eres.

Nosotras siempre nos hacemos estas preguntas; ¿Estás dónde te gustaría estar? Si no es así, ¿estás haciendo algo para conseguir llegar a ese lugar con el que sueñas? Una vez respondidas estas dos preguntas, solo queda plantearse si podemos cambiar algo para mejor y dejarse llevar. Todo lo que hacemos para conseguir nuestros objetivos, y no el objetivo en sí, es lo que nos hace felices. Una taza de café grande por las mañanas, una ducha relajante al llegar a casa o desahogarse con un amigo después de un día duro, son de esas cosas de las que hablamos, pequeñas cosas que nos permiten disfrutar de la vida.

¿Tienes alguna duda en relación a este tema? ¿Diría que sabes valorar los pequeños momentos de felicidad de tu vida? ¿Por qué?
¡Te leo en comentarios!

Este post ha sido elaborado en colaboración con @blogproyecta. Si te ha gustado, ¡síguelas en su instagram!

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en nuestro instagram @catarsis.psicologia y en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos donde subimos información a diario y de suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

🧠¿Te gustaría gestionar mejor tus emociones? Ofrecemos psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.🧠

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.
Sin categoría

Positividad Tóxica

¡Reivindica tu derecho a estar triste!😞

¿Perdón? ¿Un profesional de la psicología defendiendo no estar siempre contento? ¿Entonces?

Pues sí. 🤗Tienes derecho a sentirte triste. A que tengas días en los que no te apetezca hacer nada, no veas el lado “rosa” de la vida, o en los que no te tengas que mostrar fuerte y sonriente.

La clave está, como en todo, en el equilibrio.🙆 Que estos días no sean la norma por la que se guía tu vida, pero que tampoco te esfuerces en enmascararlos a toda costa, ya que tan necesario es saber vivir la felicidad, como saber vivir la tristeza.

📝¿Y por qué? Básicamente, porque si dedicas tu vida a la represión de tus emociones negativas, nunca aprenderás a gestionarlas correctamente. Necesitamos entender que la vida se basa en altibajos, y por supuesto, debemos enfocarnos en encontrar y disfrutar al máximo los momentos en los que estamos más altos, pero ¿y qué pasa cuando no estamos en la cumbre de nuestras emociones? Y ya no hablo de estar solo en el punto más bajo, ¿dónde quedan los intermedios? Porque justamente, son estos intermedios en los que se desarrollará la mayor parte de nuestra vida, y a los que tenemos que aspirar si deseamos disfrutar de una buena salud mental.

La vida no debe enfocarse en la búsqueda de la felicidad ☀ permanente, si no en disfrutar de una vida balanceada, donde abracemos tanto los días llenos de felicidad y color, como aquellos en los que parece que todo sale torcido; de forma que sepamos regularnos y guiarnos hacia este equilibrio en lugar de pasar de un polo a otro descontroladamente, o no ser capaces de alcanzar uno de ellos. Los extremos nunca son buenos.

A raíz de estos balances, surge la denominada “felicidad tóxica”☣, para hacer referencia a aquellas actitudes y personas enfocadas a que siempre y bajo cualquier circunstancia mantienen una sonrisa en la cara, solo ven la cara bonita de la vida y promulgan el ser felices a cualquier costa. Entonces, partiendo de la base que ya hemos comentado en la que establecemos que es necesario aceptar que en la vida hay cosas que no van a salir en la forma en la que queremos, ¿qué pasa con estas personas? ¿Nunca sufren? ¿Viven en una realidad aparte? Dado que es imposible, es muy importante que recuerdes que esas personas solo están tratando de ofrecerte lo mejor de sí mismos y aportar una (necesaria) visión positiva de la vida. Pero recuerda: ese es solo un mensaje al exterior; y tú, te mereces una tregua emocional.

🌈¿Qué opinas al respecto?

🌿Te leemos y contestamos en comentarios.🌿

¡No te olvides de seguirnos en nuestro instagram @catarsis.psicologia!

¡No te olvides de seguirnos en nuestro instagram @catarsis.psicologia!
  1. Me pareció muy buen artículo. Me identifica mucho. A mi me diagnosticaron tarde y cuando le conté a una amiga,…