Blog

Sin categoría

CONOCE Y COMBATE TU ANSIEDAD

¿Cuántas veces has oído hablar de la ansiedad? ¿Sabes exactamente qué es, qué la desencadena, y cómo controlarla? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es?

La ansiedad es básicamente un mecanismo defensivo. Es un sistema de alerta ante situaciones consideradas amenazantes. 

 La función de la ansiedad es movilizar al organismo, mantenerlo alerta y dispuesto para intervenir frente a los riesgos y amenazas, de forma que no se produzcan o se minimicen sus consecuencias. 

La ansiedad pues, como mecanismo adaptativo, es buena, funcional, normal y no representa ningún problema de salud.

Sin embargo, en algunos casos, este mecanismo funciona de forma alterada, es decir, produce problemas de salud y, en lugar de ayudarnos, nos incapacita. 

¿Qué factores pueden influir en que un mecanismo normal y adaptativo deje de serlo?

  • Factores biológicos, de personalidad y factores ambientales/sociales
  • Situaciones o acontecimientos que son vividos como desbordantes de nuestros recursos
  • Acontecimientos vitales de consecuencias graves o que exigen importantes esfuerzos adaptativos.
  • Obstáculos para conseguir logros o que limitan nuestra capacidad para alcanzarlos o mantenerlos
  • Consumo de estimulantes u otras drogas

¿Qué puedo hacer para mantenerla bajo control?

  • Aléjate de RRSS si ves que estas no te hacen bien, te llevan a compararte, o te generan malestar.
  • Escucha música que te ayude a relajarte y desconectar
  • Come saludablemente: evita digestiones pesadas y alimentos que perjudican tu salud
  • Respira profundamente: te permitirá regular tu activación cardiaca
  • Dedícate tiempo: si nunca tienes tiempo para ti, ¿Cómo vas a sentirte bien?
  • Haz un diario positivo: registra 3 cosas que hagas cada día y te hagan sentir bien. Te permitirá tenerlo presente y evocar los momentos felices de tu día a día.

¿Ya sabías todos estos datos sobre la ansiedad? ¿Conoces otros mecanismos que te ayuden a controlarla?

¡Te leo en comentarios!

¿Te gustaría aprender a gestionar mejor tus emociones?

 Estamos aquí para ayudarte. Si buscas psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en:

 nuestro instagram @catarsis.psicologia donde ya somos más de 7.000

 en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos 

suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

Sin categoría

¿”Lo que no se comunica no existe”? Discapacidad y comunicación

  

El siguiente texto trata sobre la discapacidad y algunos de los diferentes tipos de comunicación existentes resaltando el que más he utilizado a lo largo de mi carrera como psicóloga/intérprete: la Lengua de Signos. También explico mi experiencia personal y la importancia de tener un método de comunicación.

Como punto de partida, se define a la discapacidad como la condición bajo la cual ciertas personas presentan alguna deficiencia (física, mental, intelectual o sensorial) que a largo plazo afecta a la forma de interactuar y participar plenamente en la sociedad. Su origen suele ser algún trastorno en las facultades físicas o mentales. Por ejemplo, el trastorno del espectro autista, la sordera, la ceguera, etc.

Mientras que la comunicación se refiere al medio a través del cual se envía el mensaje entre el emisor y el receptor. Hay muchos tipos, destacando la verbal y no verbal.

Como ejemplo de trastornos del lenguaje y la comunicación se pueden nombrar: los problemas del desarrollo, trastornos del espectro autista, pérdida de la audición (*) y dificultades de aprendizaje. Por lo tanto, aquí se deduce que en muchos casos  discapacidad y problemas en la comunicación van de la mano.

Por otra parte, dentro del proceso comunicativo, se destacan dos elementos: la expresión y la comprensión.

Expresar es manifestar los pensamientos, actitudes o sentimientos por medio de la palabra, de los gestos o de los comportamientos. Este término proviene del latín “expressus” que significa “exprimido, salido”. Este proceso se suele dar después que la comprensión ante el aprendizaje de una nueva lengua, por ejemplo.

Comprender es la facultad de la inteligencia por medio de la cual logramos entender o penetrar en las cosas para entender sus razones o para hacernos una idea clara de estas. La palabra, como tal, deriva del latín “comprehendere”.

Recapitulando los puntos anteriores, es lógico pensar que cuando nos encontremos con una persona con alguna discapacidad es probable que tengamos alguna dificultad para comunicarnos con ella de la manera oral tradicional .

Ante esta necesidad de expresarnos, podemos tener presentes los siguientes sistemas que nos ayudarán a que nuestra forma de comunicarnos llegue de forma óptima utilizando ambas formas -oral junto a otro sistema- para “aumentar” la eficacia (los PECS o imágenes, por ejemplo) o sustituyendo nuestra forma de comunicación por otro sistema u otra lengua “alternativa” (Lengua de Signos, por ejemplo). De ahí viene su nombre “sistemas aumentativos/alternativos de comunicación”.

Ejemplo de Pecs

Todos los individuos utilizamos algún tipo de comunicación, cuando usamos gestos, expresiones faciales, símbolos, ilustraciones o escritura. Las personas con graves disfunciones del habla o del lenguaje dependen de la comunicación aumentativa y alternativa para complementar el habla residual o como una alternativa al habla no funcional.

Entre otros se destacan: los gestos (señalar), la mirada, el lenguaje corporal, la Lengua de Signos (o sistemas como Makaton o el bimodal definidos a continuación), tableros de comunicación, PECS, historias sociales…etc. Los tableros de comunicación pueden mostrar palabras, letras, números, ilustraciones o símbolos especiales.
Además hay aparatos electrónicos que pueden contar o no con algún tipo de salida de voz que ayudan a la comunicación. Incluso hay instrumentos que permiten comunicarse a través de la lectura de los movimientos de los ojos o movimientos de partes de la cara -como el sistema utilizado por Stephen Hawking-.

Quisiera ahora centrarme en tres términos dentro de estos sistemas aumentativos/alternativos que me resultan muy interesantes y son los siguientes: Makaton, el sistema bimodal y la Lengua de Signos.

El Vocabulario Makaton (1976) es un programa de lenguaje que ofrece una forma básica para el intercambio de información. Este lenguaje básico se enseña con signos -más fáciles de ejecutar ya que están adaptados para personas con discapacidad física- y/o símbolos, acompañados siempre de lenguaje oral. Es el único sistema de comunicación total que fue creado específicamente para discapacidad psíquica y se utiliza normalmente con personas diagnosticadas con el trastorno del espectro autista y/o personas con trastornos de la comunicación.

Makaton

Mientras que el término bimodal fue introducido por Schlesinger (1978) para designar la asociación de dos modalidades: signada y hablada. Se lleva a cabo cuando simultáneamente se emplea el habla junto a signos (los mismos que en la Lengua de Signos pero expresados de forma muy distinta); es decir, la modalidad oral-auditiva junto a la modalidad visual-gestual. El mensaje se expresa en dos modalidades, pero la lengua base, la que marca el orden de la frase y la que determina la sintaxis de las producciones, es la lengua oral. Los signos  y el habla se emplean simultáneamente para facilitar intercambios comunicativos y posibilitar un mejor aprendizaje del lenguaje oral. Las reglas gramaticales serían las mismas que las utilizadas en la lengua oral, por ejemplo, si utilizo la frase “Estoy bien, gracias” en bimodal la expresaría oralmente a la vez que signaría “YO+ESTAR+BIEN + GRACIAS”.

Según algunos estudios, este sistema tiene ventajas como: desarrollar competencias que faciliten el desarrollo de la lengua oral, pero también algunos inconvenientes como: entorpecer el aprendizaje de la Lengua de de Signos (distinguiendo “lengua” y no lenguaje por definición, y “signos” y no “señas” ya que este último término es utilizado en América y no tanto en España) y ser complicada para algunas personas con bajas competencias en la lengua oral.

               Sistema bimodal

El tercer elemento es la Lengua de Signos que se define como una lengua que se desarrolla a través de signos -que no son universales, como el signo del color “rojo”, a diferencia de los gestos que sí lo son, como el gesto V de victoria- por el que se comunican las personas con discapacidad auditiva y/o dificultad en el habla. También es usado por personas sin dominio de la lengua oral por la circunstancia que sea, asociada seguramente a una posible discapacidad auditiva.

    Abecedario de la LSE

La Lengua de Signos Española -también conocida por las siglas LSE- tiene su propia gramática, sus propias expresiones, chistes y no es universal (como los lenguas orales que son diferentes en cada país) e incluso se compone de diferentes signos dependiendo de en qué región del mismo país te encuentres -existe la Lengua de Signos Catalana, LSC, por ejemplo-. Siendo una lengua oficial en todo el territorio español desde el año 2007.

   Abecedario de la BSL Lengua de Signos    británica

La propia gramática de la LSE hace que no se utilicen artículos o que los verbos vayan al final o incluso se omitan, por ejemplo, si quisiéramos signar la frase comentada anteriormente, bastaría con “YO +BIEN+GRACIAS”.

Además es un rasgo de identidad para la cultura Sorda, un importante componente de cohesión social y tiene muchos beneficios tanto para personas sordas como para oyentes (o personas que no tienen ningún déficit auditivo) como: aumentar la memoria y la capacidad de resolver problemas; favorecer las funciones ejecutivas del cerebro (agilidad mental y la capacidad memorística); contribuir a desarrollar estrategias de comunicación; ayudar a mejorar las competencias sociales (ya que abre el abanico de comunicación a personas que utilizan esta lengua) del usuario; reducir la ansiedad; favorecer la psicomotricidad, la atención visual y el control del espacio; mejorar la interacción comunicativa; estimular el desarrollo intelectual; y favorecer la adquisición del lenguaje oral.

Además es “una luz al final del túnel” para muchas personas que antes de descubrirla se sentían encerradas en sí mismas sin expresión ni comunicación y sin comprender el mundo que les rodea.

Recuerdo como una persona sorda me explicaba que para ella conceptos como el tiempo (abstractos) resultaban imposibles de entender antes de utilizar LSE, para ella solo existía el ahora, lo que le creaba muchísima ansiedad. Cuando de joven su madre se iba de casa, ella no sabía si era para siempre, si iba a volver, o por cuánto tiempo,etc. No tenía ningún sistema de comunicación que compartieran en aquel entonces. Os podéis hacer una idea.

Está comprobado que no tener ningún tipo de sistema de comunicación es devastador para: la autoestima, la creación de la propia conciencia y el desarrollo de las funciones cognitivas. Es de vital importancia para el individuo tener un sistema para poder expresarse, sea cual sea.

Un ejemplo de cómo la comunicación puede romper barreras muy altas puede ser mi experiencia con personas con sordoceguera como intérprete/mediadora de Lengua de Signos (*1) . Uno de mis exámenes finales fue interpretar a Lengua de Signos apoyada -consiste en que la persona recibe la información mediante sus manos apoyadas a las tuyas al mismo tiempo que se interpreta a Lengua de Signos- una charla/exposición sobre fósiles e historia en un museo. Aunque me había preparado muy bien mediante el vocabulario, la disposición de los fósiles, la localización del museo,etc, fue todo un desafío mental y físico. Recuerdo interpretar -no traducir (*2)- para varios usuarios (con diferentes niveles de la Lengua de Signos apoyada y conocimientos sobre la charla), pero sin duda con la usuaria que más “sufrí” (con cariño, es una persona maravillosa) fue con una señora mayor con bajo nivel de conocimiento en la materia en sí y no demasiado en la Lengua de Signos apoyada (ella controlaba los signos básicos, menos formales). Recuerdo querer transmitir toda la información que llegaba a mis oídos/ojos directamente (como un/a intérprete puro y duro) pero era tanta la cantidad y la dificultad que la usuaria no entendía esos términos /signos a esa velocidad (casi a la misma que la persona que daba la charla), tal fue el caos, que hubo un momento en el que tuve que cambiar mi objetivo a: interpretar lo más importante con el fin de que la persona pudiera recibir claramente el mensaje, en resumen, “bajar la velocidad” de la interpretación y discriminar lo esencial de lo secundario. Este paso puede ser válido en algunos casos justificados, sobre todo con la interpretación de Lengua de Signos apoyada. En este caso desarrollé más mediación que interpretación.

Como consecuencia, la señora se mostró más feliz, la comprensión total se dio por fin, la información fue más fluida, tuvo tiempo para “ver” los diferentes fósiles e incluso para plantear alguna cuestión en el tiempo de preguntas. En ese momento se dio y se disfrutó del intercambio comunicativo por ambas partes.

En aquel instante me di cuenta de que: a veces menos es más, en la mayoría de casos lo que se necesita es TIEMPO (quizás un poco más para algunos tipos de comunicación) y que aunque parezca imposible (esta persona es una persona sorda y ciega) siempre puede darse la comunicación incluso en situaciones difíciles o inusuales.

No hace falta ser un intérprete/mediador para hacer esto posible, solo se necesita: tiempo, conocimientos de la lengua o del sistema de comunicación, motivación para llevarlo a cabo y algo de “feedback” (comprobar si este proceso comunicativo se da o no).

Aquí radica la importancia de descubrir qué sistema de comunicación es el más adecuado para esa persona, utilizarlo de forma frecuente para no perderlo, y que se desarrolle al máximo de su potencial.

Por último, quería rebatir la frase de Gabriel Gárcia Márquez con la que he comenzado  este escrito: “Lo que no se comunican no existe” .

Como podréis adivinar no estoy totalmente de acuerdo. Quizás en otros campos, como el periodismo, donde es utilizada habitualmente, es casi una verdad absoluta pero en el campo de la comunicación aumentativa /alternativa referida a la discapacidad no creo que sea muy acertada -con todos mis respetos-. En mi humilde opinión creo que SIEMPRE hay comunicación, incluso cuando parece no haberla, solo hay que buscarla (u ofrecerla a la persona) y una vez descubierta, promoverla y desarrollarla.

    Cómo comunicarse con una persona sorda

En consecuencia, a la hora de expresar un mensaje no hay que ser una barrera sino un instrumento entre la información que se quiere expresar y la persona con discapacidad. Además, ser ese elemento clave en la cadena es una de las sensaciones más maravillosas que se pueden experimentar.

Imagina por un segundo que tu hijo/a con alguna discapacidad es capaz de expresar de alguna manera que está feliz o que quiere algo. Quizás desarrollando el sistema que funciona para él/ella y practicando puede llegar a expresar y comprender más y más conceptos.

Como conclusión, no deberíamos poner ningún límite ni dar por sentado que alguien “no es capaz” de expresarse ni como padres/madres ni como profesionales, creo que todos somos responsables como sociedad de que se de esa comunicación, de poner los medios o luchar para que se pongan, de no conformarse con lo “dado”, y de adaptarse a nuevas formas de expresión. Esta comunicación es imprescindible: a nivel personal, emocional y social para la mejora de la calidad de vida de este colectivo y para una integración total – y no exclusión- de todos y cada uno de los miembros que formamos esta sociedad. Hagamos todo lo que está en nuestras manos para que todas las personas tengan el derecho de comunicarse con su propio sistema o lengua y de recibir información adaptada a sus necesidades.

(*) : Si se padece sordera se puede utilizar el término persona sorda, no deberíamos utilizar términos como “sordo/a” o “sordomudo/a”.

(*1): La interpretación de LSE surgió para cubrir una necesidad de carácter lingüístico y cultural, es decir, para posibilitar la comunicación entre personas sordas competentes en la LSE y personas oyentes no competentes en dicha lengua.
La mediación comunicativa, por su parte, se centra en la intervención, cuyo objetivo es apoyar la comunicación de aquellas personas sordas u oyentes que tengan bajas competencias comunicativas y dificultades del habla y el lenguaje, además de otras funciones como en el desarrollo de programas de promoción y sensibilización.

(*2): La interpretación es oral, implica el transmitir un mensaje de un idioma A un idioma B. Mientras que la traducción es escrita y consiste en reproducir el mensaje de un texto escrito en un idioma distinto. La interpretación es una actividad dinámica que implica interactuar y relacionarse con otras personas.

Artículo elaborado por nuestra psicóloga colaboradora Maria S. Martínez . Link a su perfil de Facebook

🌿¿Te gustaría aprender a gestionar mejor tus emociones?🌿

 Estamos aquí para ayudarte. Si buscas psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en:

📷 nuestro instagram @catarsis.psicologia donde ya somos más de 7.000

👍 en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos 

📝suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

Sin categoría

La importancia del amor propio

Escuchamos mucho de este tema, que el amor propio esto, el amor propio lo otro.

Lo vemos en revistas, en televisión e incluso es mencionado por muchos terapeutas, pero, ¿sabemos lo que es? ¿o para qué sirve realmente? tal vez no. Quisiera comenzar diciéndote lo que NO es el amor propio.

No es un acto de egoísmo, ni se trata de pasar por encima de otros, tampoco significa que nos creamos mejores, o incluso que nos endiosemos con uno mismo, no se trata de vanidad, ni de dinero o de tomar decisiones sin pensar en otros, todo lo contrario. 

El amor propio se construye a base de la humildad, aceptando que somos seres imperfectos, claro, con muchas áreas de oportunidad, pero también reconociendo nuestra propia valía. Me gusta pensar en el concepto de amor propio como una serie de acciones que te sanan, empoderan, reconstruyen, que abren nuevas facetas, nuevos mundos y experiencias alrededor y dentro de ti. Es la clave para llegar a la salud emocional, espiritual y mental. 

Suena muy bonito, pero llegar a éste punto viene lleno de cambios muy importantes. Aunque no hay una receta que nos lleve exactamente al amor propio, si hay una constante entre lo que necesitamos “si o si”, y primero hay que conocernos (porque, ¿cómo amamos a alguien que no conocemos?). 

El siguiente paso, por así llamarlo, sería el perdón. Con esto nos referimos a perdonar ambas partes, perdonarnos a nosotros mismos pero también al otro. Ten muy claro que perdonar no es sinónimo de olvidar, sino de aceptar, aprender de ello y dejar de permitirle que siga estorbando en nuestra vida, para que por amor a ti, sueltes aquello que no te deja seguir con tus planes, metas, anhelos, sueños, con tu felicidad y paz en sí. 

También será muy significativo empezar a validar y atender nuestras prioridades y necesidades, pero bueno, para esto hay que conocerlas primero. Como seres humanos, solemos saturarnos de actividades, algunas que nos gustan, otras que no tanto y otras más que tal vez para nada. El detalle está en que en la mayoría de los casos, las que más nos gustan son las que menos hacemos, puede ser por muchas razones, pero una muy común es que pensamos que no son tan importantes como el resto de las que tenemos que hacer.

Si no metemos en nuestro día una actividad que nos guste, es muy probable que los días se vuelvan extremadamente abrumadores. Pongamos orden, hay actividades que no se pueden aplazar, ni intercambiar, modificar o anular, así que esas van primero, y a partir de ahí puedes ir formulando tu día, sin olvidarte de ese momento para ti, que te llenará de energía para el resto del día. 

Ya que exista un trabajo previo puede venir la imposición de límites. Poner límites no es únicamente a otros, sino también a nosotros mismos. Aprender a decir NO cuando algo no te gusta, no vaya contigo, no quieras en el momento, no te apetece, etc. pero también decir SI cuando es todo lo contrario y significa algo bueno para ti.

Te digo que es importante tener un trabajo previo de amor propio porque para poder poner límites, es necesario que te conozcas, sepas qué quieres, cuales son tus metas, qué va contigo y qué no, cuáles son tus prioridades en la vida, entre muchas otras cosas, esto hará mucho más sencillo el trabajo y será más fácil apegarse a los límites que te propongas. 

En el camino del amor propio, es importante reforzar los anteriores cuatro y otros pasos más que se derivan de éstos para poder llegar a él. Recordemos que amarnos a nosotros mismos es la herramienta principal para poder vivir de manera plena y saludable, tomando decisiones en tu beneficio. Cuando nos amamos, conseguimos una buena relación con nosotros y otros, se ve reflejado en la manera en la que actuamos, en nuestra empatía, eficiencia, asertividad y en la práctica del perdón. Cuando logras amarte, te conoces lo suficiente como para autorregularte y ahorrarte situaciones que pudieran perturbar tu paz mental.

Post en colaboración con la Psicóloga Hannah Anda , de @myhealhymindproject ¡No te olvides de seguirla en su instagram, sus post sobre psicología son excepcionales!

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en:

nuestro instagram @catarsis.psicologia

 en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos 

suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

🧠¿Buscas ayudad para gestionar tu salud mental? Estamos aquí para ayudarte. Si buscas psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.

Sin categoría

¿Cómo conseguir un cambio personal?

🕓¿Cuántas veces has querido cambiar una situación personal, y no sabes por dónde empezar? ⁣🕓


💥Emprender, empezar una dieta, cerrar un ciclo, dejar atrás una relación de pareja o comenzar una nueva… la cantidad de áreas en las que podemos ponerlo en práctica no tiene fin.⁣



En el post de hoy he intentado resumir las diferentes etapa e⁣n las que nos podemos encontrar a la hora de empezar un cambio personal.⁣


La idea es que antes de empezar un nuevo ciclo, puedas tomar una decisión consciente.⁣


¿Y qué es eso de decisiones conscientes, y por qué me interesa?⁣


Una decisión consciente es aquella en la que:⁣
✔analizas tu punto de partida⁣
✔a dónde quieres ir⁣
✔con qué apoyos cuentas⁣
✔con qué frenos cuentas⁣
✔y quizá lo más importante: cómo te afecta cada uno de eso elementos⁣

¿Y para qué todo esto?⁣
💡Para poder orden a tu caos mental, y poder dividir tu meta en objetivos⁣
💡Para que en momentos de dificultad, puedas recordar por qué decidiste comenzar⁣
💡Para que en cuando logres tu objetivo, seas capaz de reconocer que ha sido GRACIAS A TI⁣

El tema de las decisiones conscientes es uno de los objetivos que más tratamos en terapia, ya:⁣

💫que la sensación de control hace que disminuya la ansiedad⁣
💫el marcarte pequeños objetivos hace que sea consciente del proceso, y no me enfoque tanto en el resultado, tanto si es positivo como si es negativo⁣
💫Porque tomar decisiones repercute en tu autoestima, te empodera⁣
💫Porque tener objetivos te mantiene motivada y activada, ayudándote a alejarte de la depresión⁣

🔥¿Necesitas más motivos?⁣🔥


🌿🌿🌿🌿🌿🌿🌿🌿🌿🌿🌿🌿🌿🌿🌿🌿🌿🌿⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣
⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en:

nuestro instagram @catarsis.psicologia

 en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos 

suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

¿Buscas ayudad para gestionar tus emociones? Estamos aquí para ayudarte. Si buscas psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.


⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣⁣
#CatarsisPsicologia #PsicoterapiaOnline

Sin categoría

9 PÍLDORAS DE AUTOCUIDADO

Si tuviese que destacar una de las variables más comúnes que analizo en mis sesiones de psicoterapia, sería la falta de autocuidado.

Vamos siempre corriendo, ayudando a los demás, preocupándonos por lo que podríamos haber dicho, o imaginando lo que llegaremos a decir.

Pasamos demasiadas horas en frente de las pantallas del ordenador, televisión o móvil, y no las suficientes disfrutando del aire libre y del mundo que nos rodea.

Comemos rápido, atentos a conversaciones de fondo, consultando nuestras redes sociales, o viendo alguna serie.

Por eso, hoy os traigo 9 píldoras rápidas para fomentar nuestro atocuidado:

  1. Realiza estiramientos cada mañana. Con 5 minutos que le dediques, puede cambiar el rumbo del resto de tu día.
  2. Rodéate de personas que suman. Somos seres sociales, necesitamos de los demás. Asegúrate de escoger personas que te aporten.
  3. Aliméntate de forma consciente. Aprovecha las comidas para desconectar y disfrutar de ellas, deja a un lado tu teléfono.
  4. Cuida tus relaciones sociales. Familia, amigos, pareja, trabajo.
  5. Establece tus metas y ve a por ellas. Objetivos claros, medibles, y alcanzables.
  6. Organiza tu tiempo. Te permitirá ser mucho más eficiente y sentir que tienes el control.
  7. Escucha las señales de tu cuerpo. ¿Estás cansado? Descansa. ¿Desconfías? Investiga. ¿Exceso de energía? ¡Muévete!
  8. Relaciónate con la naturaleza. Los beneficios del grounding están demostrados.

Porque si tú no estás bien, es difícil que puedas estar bien con los demás.

¿Qué otras píldoras te hacen sentir bien? ¡Te leo en comentarios!

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en:

nuestro instagram @catarsis.psicologia

 en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos 

suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

¿Buscas ayudad para gestionar tus emociones? Estamos aquí para ayudarte. Si buscas psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.

Sin categoría

Superar emocionalmente las cicatrices físicas: aplicando el Kintsugi


¿Sabes lo que es el Kintsugi?

Es un arte japonés por el cual, cuando un objeto se rompe, como por ejemplo una vasija de porcelana, para unir las piezas de nuevo, usan una mezcla a la que le añaden partículas doradas, que crean unas ¨cicatrices¨de oro en el nuevo objeto.

Así, al incluir estas nuevas cicatrices doradas en la nueva apariencia del objeto reconstruido, le convierte en más valioso e interesante que el original.

Esta historia me ha parecido la analogía perfecta para abordar el tema de enfrentarnos psicológicamente a las cicatrices físicas.

En psicología, a menudo hablamos del impacto de las cicatríces no físicas (duelos no resueltos, traumas pasados, etc.) y de su impacto en nuestra vida presente. Sin embargo, encuentro que no se habla tanto de las cicatrices físicas, las que sí se ven, y que en ocasiones, generan tanto sufrimiento a quienes las tienen.

Quienes tienen marcas físicas grandes y muy visibles, no siempre serán a quienes más les cuesta lidiar con ellas. El significado que una persona le da a las cicatrices tiene que ver con la imagen que tenga de sí misma, y eso se desarrolla en el transcurso de la vida, se construye. Por eso, si alguien tiene problemas de baja autoestima, inseguridad y ha sufrido trastornos emocionales anteriormente, es probable que su proceso de aceptación sea más complejo en comparación con otros. La respuesta que tengamos a la nueva apariencia física depende sustancialmente de nuestras vivencias pasadas.


Tener una cicatriz provoca en un comienzo síntomas parecidos a los
de un duelo. “Perdemos” parte de lo que éramos antes y eso genera
tristeza, ansiedad, alteraciones del sueño, temor de sociabilizar con otros, entre muchos otros signos.
Lo que buscan los especialistas que tratan a pacientes en este estado es lograr que acepten lo sucedido, que activen su capacidad natural de salir adelante y pongan el foco en otros aspectos de la vida que son positivos y
que compensen esa pérdida.

La cirugía plástica puede hacer mucho por las cicatrices desde el punto de vista físico, pero no desde el emocional. Las marcas de un accidente pueden
quedar incluso imperceptibles, pero eso no quiere decir que una persona haya resuelto lo que esa cicatriz significa en su vida.

El proceso de corregir el aspecto estético necesariamente debe ir acompañado de apoyo psicológico, para darle un nuevo significado a la cicatriz y aceptarla como parte de una experiencia.

Si hay algo que los especialistas en salud mental destacan, es que si la persona afectada no quiere colaborar en el proceso, éste no tendrá éxito. Esto es importante sobre todo en la etapa posterior al alta médica, cuando se debe
enfrentar a los compañeros de trabajo, vecinos, familiares y a la sociedad en general. Hay temores que deben querer ser enfrentados, a pesar de las dificultades.

La empatía es fundamental. Si todos tenemos una forma particular de reaccionar frente a lo que nos pasa, ¿Por qué a veces no respetamos lo que el otro siente? Muchos creen que ser empático es pensar “qué haría yo en el lugar del otro”. Pero la verdadera empatía es más que eso y para alcanzarla, se deben dejar a un lado los propios juicios e intentar comprender los sentimientos de quien tenemos enfrente.
Cuando alguien pasa por una situación específica como la de aceptar su cuerpo con cicatrices, y siente miedo, vergüenza, pena o cualquiera otra emoción, lo mejor que podemos hacer es contenerlo y no cuestionar su estado. Todos vivimos nuestros procesos de forma distinta, y aceptar esa diversidad es el primer paso para lograr brindar ayuda verdadera a quienes nos rodean.

¿Tienes alguna duda en relación a este tema? ¿Alguna ves te has sentido acomplejado por una diferencia física o estética?
¡Te leo en comentarios!

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en nuestro instagram @catarsis.psicologia y en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos donde subimos información a diario y de suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

🌿¿Te gustaría gestionar mejor tus emociones? Ofrecemos psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.🌿

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.
Sin categoría

No me di cuenta de que era feliz hasta que dejé de serlo

¿Qué es la felicidad? 

Es muy difícil llegar a una definición que sea aceptada por todo el mundo pero, para nosotras es un estado subjetivo de satisfacción plena provocada por diferentes cosas o situaciones. No todas las personas experimentan la felicidad del mismo modo, ni a todas las personas les hacen felices la misma cosa. Lo que sí está claro, es que la felicidad tiene fecha de caducidad. Igual cuando somos felices, no somos tan conscientes de ello pero, cuando dejamos de serlo, un nubarrón negro nos acompaña a donde quiera que vayamos.

¿Por qué nos cuesta tanto valorar los pequeños momentos felices de nuestra vida?

Puede ser, que estemos tan obcecados con la meta final, que no disfrutamos del camino para conseguirla. Tener el trabajo soñado, un coche mejor, dar la vuelta al mundo…pero, ¿cuándo lo consigas vas a ser feliz para siempre? ¿Tu meta es un botón que activa la fuente inagotable de la felicidad? Rotundamente no. Hay que cambiar esa idílica concepción de la felicidad ya que, hay muchas pequeñas cosas que te permiten ser feliz día a día y es, cuando esas pequeñas cosas te faltan, cuando te das cuenta de que ya no lo eres.

Nosotras siempre nos hacemos estas preguntas; ¿Estás dónde te gustaría estar? Si no es así, ¿estás haciendo algo para conseguir llegar a ese lugar con el que sueñas? Una vez respondidas estas dos preguntas, solo queda plantearse si podemos cambiar algo para mejor y dejarse llevar. Todo lo que hacemos para conseguir nuestros objetivos, y no el objetivo en sí, es lo que nos hace felices. Una taza de café grande por las mañanas, una ducha relajante al llegar a casa o desahogarse con un amigo después de un día duro, son de esas cosas de las que hablamos, pequeñas cosas que nos permiten disfrutar de la vida.

¿Tienes alguna duda en relación a este tema? ¿Diría que sabes valorar los pequeños momentos de felicidad de tu vida? ¿Por qué?
¡Te leo en comentarios!

Este post ha sido elaborado en colaboración con @blogproyecta. Si te ha gustado, ¡síguelas en su instagram!

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en nuestro instagram @catarsis.psicologia y en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos donde subimos información a diario y de suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

🧠¿Te gustaría gestionar mejor tus emociones? Ofrecemos psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.🧠

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.
Sin categoría

Amor romántico vs Amor REAL

¿De qué hablamos cuando hablamos de “amor romántico”? Sencillamente, de la concepción del amor que nos muestran en películas y libros, donde el amor todo lo puede, bajo cualquier circunstancia; o asumen patrones absolutamente iguales en todas las relaciones.

Si la vida fuese una película, esto no tendría nada de malo. Lo que pasa, es que no lo es; la vida real es muy diferente de lo que las películas nos muestran, y cuanto antes nos eduquemos en saber diferenciarlo, antes fortaleceremos nuestras estrategias emocionales.

Diferencias entre amor romántico y amor real: veremos algunos clásicos

“Si me quiere, cambiará” a No podemos imponer cambios en la otra persona en base a nuestras creencias. Si te quiere, hará lo posible por ser honesto y descubrir si de verdad sois compatibles.

¨Las parejas lo hacen todo juntos¨a Las parejas hacen lo que quieren juntos. Ambos sois personas libres que libremente decidís cuando estar juntos y cuando separados. No significa falta de amor

“El amor todo lo puede” a No, no todo lo puede. A veces, circunstancias familiares, laborales, económicas, sociales, etc.; hacen que las relaciones no puedan continuar, sin que sea culpa de nadie.

“SI te quedas y le demuestras que le quieres, cambiará” a Mejor que te demuestre que genuinamente quiere y va a cambiar, y tú ya decidirás si es el tipo de relación que te conviene

“Llevamos juntos toda la vida, las cosas mejorarán” a Bueno, depende de qué cosas estemos hablando; y de los mecanismos que pongamos en marcha para cambiarlos. Sentándoos a esperar, no cambiará nada. Hay que promover el cambio si queréis resultados.

“Si la chica dice no, es que se está haciendo la dura. Solo tengo que insistir un poco más” a No es NO.

“Si al mantener relaciones sexuales el hombre no eyacula dentro, no puede haber embarazo” a Antes de llover, chispea. El líquido preseminal, además de ayudar con la lubricación, tiene espermatozoides que pueden dejarte embarazada.

¨Los bisexuales/gays/cualquier otro tipo de orientación sexual es señal de enfermedad mental/vicio” a Aman, sienten y experimentan igual que tú.

Por eso es tan importante el aprender a diferenciar amor de ficción de amor real, y a establecer los límites que nos permitan disfrutar, y dejar disfrutar, de nuestras relaciones de pareja con total plenitud.

¿Tienes alguna duda en relación a este tema? ¿Diría que tienes una buena relación de pareja? ¿Por qué?
¡Te leo en comentarios!

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en nuestro instagram @catarsis.psicologia y en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos donde subimos información a diario y de suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

🧠¿Te gustaría gestionar mejor tus emociones? Ofrecemos psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.🧠

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.
autoestima

Autoestima: Aprende a identificarla

¿De qué hablamos cuando hablamos de autoestima?

Nos referimos al conjunto de pensamientos, imágenes y percepciones que yo tengo sobre mi mismo; a lo que pienso y siento sobre mi.

Componentes de la autoestima:

La autoestima se compone por la suma de 3 componentes diferenciados. Saber analizar e identificar cada uno de ellos por separado, me ayudará a comprender el resultado final. Somos la suma de:

  • Componentes cognitivos: pensamientos, ideas, juicios y percepciones sobre mi mismo y los diferentes aspectos de mi vida. ¿Cómo identifico este pensamiento?: Analizando ¿Qué pienso?
  • Componentes afectivos: como resultado de nuestros pensamientos hacia nosotros mismos, nos juzgamos o vivimos la forma de una determinada manera. Se identifica dando respuesta a la pregunta ¿Cómo me siento?
  • Componentes conductuales: como consecuencia de lo que pensamos sobre nosotros mismos, y cómo nos sentimos al respecto, actuaremos de una determinada manera. Responde al: cuando pienso una determinada cosa sobre mi mismo que me hace sentir de X forma, ¿Qué hago? ¿cómo me comporto?

Algunas características de la autoestima:

  • No es innata
  • Se desarrolla a lo largo de toda la vida
  • La forma en la que somos criados tiene un impacto directo en nuestra autoestima
  • Se puede modificar
  • No es constante: puede fluctuar dependiendo de los factores cognitivo-afectivo-conductuales ya descritos
  • Nuestro entorno también influye en nuestra autoestima

Nuestra autoestima autoestima no determina sólo nuestra relación con nosotros mismos, si no que afecta muchos otros ámbitos como:

Autoconcepto laboral: Abarca la concepción de uno mismo como trabajador, formado a partir de todas sus experiencias, éxitos, fracasos, etc. 

Autoconcepto social: incluye sentimientos de uno mismo en cuanto a la amistad, y es consecuencia de las relaciones sociales, de su habilidad para solucionar problemas y de la adaptación y aceptación social. 

Autoconcepto personal y emocional: el equilibrio emocional, la aceptación de sí mismo y  la seguridad y confianza en sus posibilidades.

Autoconcepto familiar: sentimientos como miembro de la familia. 

Autoconcepto global: es la valoración general de uno mismo y se basa en la evaluación de todas las áreas. 

La autovaloración que hacemos del propio comportamiento puede hacer referencia a:

1. Las competencias de nuestro comportamiento, es decir, que uno perciba que sabe hacer las cosas

2. Nuestra competencia y control sobre el medio para obtener buenos resultados.

3. La aceptación, afecto, cambios, éxito social. Que producimos cuando realizamos una tarea, nos relacionamos con los demás…

4. En la familia, en el trabajo, en las relaciones, en las actividades…

5. Si tenemos una buena autoestima nos sentiremos capaces, valiosos y con confianza.

Por eso, los primeros pasos en cualquier intervención destinada a mejorar la autoestima, deben ser la identificación de los pensamientos, sentimientos y conductas asociados a cómo nos percibimos tanto a nosotros mismos como al mundo que nos rodea. Hazlo por ti.

¿Tienes alguna duda en relación a este tema? ¿Diría que tienes una buena autoestima? ¿Por qué?
¡Te leo en comentarios!

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en nuestro instagram @catarsis.psicologia y en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos donde subimos información a diario y de suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

🧠¿Te gustaría gestionar mejor tus emociones? Ofrecemos psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.🧠

☕️¿Te gustaría invitarme a un café virtual simbólico de 2€ como forma de agradecimiento por el contenido que comparto? Puedes hacerlo aquí.☕️

Gestión emocional

Nunca es suficiente: autoexigencia destructiva

Siempre hay algo en lo que podamos mejorar: Esforzarse, tener voluntad y constancia, aspirar a ser mejor persona, mejor madre, mejor amigo, mejor pareja, mejor hijo, está muy bien. Pero ¿cómo establecemos el límite de cuando está ya bien? ¿Cuándo hay que dejar de esforzarse? ¿Sabes situar tu límite?

Presta mucha atención a esta diferencia, ya que cruzar la línea puede dar lugar a  un exceso de autoexigencia, que nos llevará a realizar un patrón de comportamiento poco saludable.

El exceso de exigencia con uno mismo puede llegar a tener efectos perjudiciales que generan baja autoestima, estrés y ansiedad, además de sentimientos intensos de frustración e insatisfacción respecto al rendimiento y finalmente, si se sostiene en el tiempo y no se dispone de las herramientas emocionales adecuadas, desencadenar en una depresión.

Es cierto que tener retos, objetivos y el foco en algo que deseamos nos ayuda a desarrollar nuestros proyectos vitales, tanto profesionales como personales pero todo ello es posible conseguirlo sin olvidarnos de nuestros límites, cuidando el exceso de perfeccionismo y midiendo la autocrítica.

¿Quieres saber si eres demasiado autoexigente?

Lee las siguientes frases y fíjate si te identificas con ellas:

  • No te vale con hacerlo, tienes que hacerlo bien.
  • No te vale con hacerlo bien, tienes que hacerlo perfecto.
  • Necesitas el reconocimiento de los demás. Cuando te lo reconocen, no te lo crees.
  • Casi todas tus actividades las has convertido en obligaciones, incluso lo que en principio parecía ser un hobby o distracción.
  • Te culpas y juzgas si no logras lo que te propones.
  • Te sientes inseguro ante los posibles errores.
  • Quieres controlar todo y a veces llegas a bloquearte por no conseguirlo.
  • No sabes cómo delegar ni cómo decir que no.

Vivir la vida de esta manera provoca mucho cansancio, apatía y tener la sensación continua de “no poder más”. Cuando sentimos que “la vida pesa demasiado”,  y que las actividades cotidianas se convierten en tareas imposibles, es una señal de que algo no funciona bien. Si además aparecen otros síntomas como inquietud, tristeza, irritabilidad, ansiedad y sensación de vacío, es momento de parar, cuidarse y ponerse en manos de un profesional.

Estas son algunas ideas que puedes incorporar para evitar la exigencia, sentirte exhausto o deprimido.

  • Identificar tus propios límites y respetarlos. Es humano reconocer que somos seres limitados y que a veces no alcanzamos las metas que nos propusimos por nuestras capacidades, habilidades, conocimientos o condición física.
  • Quererte más y tratarte con amabilidad. Si lo necesitas, comienza un proceso terapéutico que te ayude a quererte más, confiar en ti y entender tus miedos, pensamientos y emociones.
  • Reconocer que solo no puedes. Empieza pidiendo ayuda cuando sientas que estás cansado cuidando de no ponerte exigente con quien tienes a tu lado. Pedir ayuda no siempre implica recibirla, pero ensayar el pedir es todo un arte.
  • Delegar la responsabilidad y decir no de vez en cuando. Cuando vayas viendo que te cargas de tareas, citas y trabajos es el momento de decir no, te sentirás bien contigo mismo, no perderás ninguna oportunidad ni será un drama con tus relaciones.
  • Aprender a desconectar del trabajo. El trabajo suele ser un foco de estrés y a la vez puede convertirse en algo muy grato. Es necesario tomarte descansos, separar lo urgente de lo importante y saber cuándo parar.
  • Tolerar la frustración y equivocarte. Ya sabes que “lo mejor es enemigo de lo bueno” y que la revisión constante y obsesiva de las cosas solo te lleva a la angustia y el agotamiento mental.

No esperes a que los problemas de salud, la pérdida de memoria, el insomnio y la apatía se apoderen de ti. Retoma el control sobre tu salud emocional.

Y tú, ¿te has sentido reflejada? ¿en qué temas te gustaría saber poner el límite?

¡Te leo en comentarios!

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de seguirnos en nuestro instagram @catarsis.psicologia y en nuestro Facebook www.facebook.com/catarsispsicologos donde subimos información a diario y de suscribirte a nuestro blog para que te avisemos cuando publiquemos una nueva entrada.

🧠¿Te gustaría gestionar mejor tus emociones? Ofrecemos psicoterapia a precios asequibles, puedes informarte sin compromiso aquí.🧠

☕️¿Te gustaría invitarme a un café virtual simbólico de 2€ como forma de agradecimiento por el contenido que comparto? Puedes hacerlo aquí.☕️